Mientras empezamos la construcción del edificio que albergará el espacio polivalente donde haremos talleres para niños, mujeres, no nos hemos podido resistir y hemos empezado a compartir talleres de pintura y perfumes con las mujeres y niños aprovechando nuestra visita a Senegal para preparar la construcción

Aunque no hicimos un llamado «a lo grande» muchísimos niños acudieron al encuentro, así como las mujeres del bosque, que acudieron arregladas y con un corazón abierto.

Pinatamos con pinturas y Eva, con la ayuda de Marion y Matar, dio un taller de perfumes con aceites esenciales a las mujeres del pueblo. Al principio las mujeres no entendían nada, pero poco a poco fueron comprendieron y reían a carcajadas y hacían bromas.

Acabamos mujeres y niños bailando y compartiendo entre risas y lágrimas de emoción.

Fue una tarde espectacular sin duda.